A veces el Silencio es la mejor respuesta

Muchas veces nos vemos en medio de una discusión y llegamos al punto en el que nadie dice nada y lo único que sale por nuestras bocas son sinsentidos e incluso palabras dañinas de las que, tarde o temprano, nos arrepentiremos. Una vez aceptado esto, es importante no tomarse a lo personal todo lo que se dice en un enfrentamiento y aprender a valorar el poder del silencio.

Ahora, antes de que alguno me malinterprete, no os estoy diciendo que no debamos defendernos ni bla bla bla… Estoy diciendo que es importante saber cuándo callar. Todos tenemos el derecho de desahogarnos y la mayoría de las veces las discusiones son el pretexto idóneo para decir todas aquellas cosas que no tuvimos el valor de soltar en su momento…

Pero lo que os estoy diciendo es que el mérito no recae en quién tiene la última palabra, sino en quién ejerce pleno control de la situación. Y esto lo podemos conseguir gracias al oportuno silencio.

¿Por qué? Porque gracias al silencio se crea el escenario perfecto para que la otra persona escuche las pamplinas que está diciendo y en muchos casos, se acabe avergonzando de ello.

Porque el silencio crea el puente perfecto entre la adrenalina del momento y la calma que la precede… dando lugar al escenario perfecto de la conversación y el acuerdo.

Pero sobre todo, porque el silencio nos permite tranquilizarnos y recuperar la serenidad que nos llevará a retomar las riendas de una situación que se nos podría haber ido de las manos.

 

 

SUSCRIBIRSE A DESTINO… MI ODISEA

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s