Medicina para nuestro cuerpo

¡Hola a todos!

Ay Señor, enero se nos va, y vaya enero ¿no? No recuerdo un invierno tan caluroso como el que estamos viviendo. Debo reconocer que soy una persona de estaciones, estaciones hermosas y bien diferenciadas, porque esto me esta volviendo loca. Mis jerséis están decorando el armario, básicamente, y yo ya no sé qué narices ponerme -qué estrés de verdad.

En fin, estoy orgullosa de comunicaros que llevo cumplido un mes de natación. Ay, cómo echaba de menos hacer ejercicio -si mis profesores de educación física del colegio leyeran esto se quedarían flipandis… Sí, el deporte no era precisamente mi fuerte por aquel entonces, la verdad sea dicha.

Pero desde que empecé a asociar el ejercicio físico con bienestar mental y emocional se ha vuelto algo importante para mí y, por circunstancias de la vida, la natación se ha puesto en mi camino. Es increíble lo que me relaja este deporte. No es como correr, por ejemplo, que cuando lo practicaba terminaba muerta. Con la natación termino cansada pero es como si fuera otro tipo de cansancio… Digamos que cuando voy a nadar no me tengo que “obligar” a hacer la mochila, pero antes de salir a correr libraba una batalla mental cada vez que iba a ponerme las zapatillas.

Por lo que he podido comprobar hasta ahora, el tema de la natación va muy ligado a la técnica, que es lo que estoy puliendo ahora. Es curioso, llevo nadando desde los 3 años y me estoy dando cuenta de la falta de técnica que tengo. Menos mal que hay profesionales muy majos que suben tutoriales a Internet para ayudar -¡gracias!

Desde aquí quiero animaros a ejercitar vuestro body de vez en cuando. Dejaros de tonterías de hacerlo por tener un físico despampanante o ser más atractivos -aunque si os funciona adelante, a mi personalmente no me motiva como objetivo.  Hay gente con chicha que tiene un carisma impresionante y es mucho más atractiva que un cuerpo bien pulido sin fondo… ya me entendéis. El ejercicio es todo un regalo para nuestra mente y nuestro estado anímico. ¡Os hará sentir más fuertes, seguros, sexys y sobre todo os dará un buen boost de energía! Y recordad, empezad poquito a poco, lo importante primero es crear el hábito, ya tendréis tiempo de darle caña más adelante 😉

 

¿Quieres recibir contenido como este y estar al día de las últimas publicaciones? No olvides unirte a la comunidad de seguidores, ¡es gratis!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s