¿Qué harías si tuvieras una segunda oportunidad?

Hola chicos!

Más de una vez me he preguntado qué pasaría si tuviéramos la oportunidad de cambiar el pasado. Una pequeña decisión podría haber enfocado nuestra vida hacía un futuro totalmente distinto y, sin embargo, muchas veces tomamos decisiones bastante a la ligera.

Dicen que las personas que han vivido un acontecimiento cercano a la muerte miran su “nueva” vida con otros ojos y la afrontan  con una actitud distinta y más enriquecedora. Pero mi pregunta es: ¿podríamos lograr ese cambio de actitud sin necesidad de tener que enfrentarnos a algo tan drástico? ¿Es el ser humano capaz de cambiar de golpe y porrazo su actitud y forma de ver la vida empleando únicamente su intuición y coraje?

La respuesta segura no la sé, lo único que puedo decir al respecto es que cambiar es difícil. El cambio da miedo, es terreno desconocido y la inseguridad nos absorbe a una velocidad sin límites cada vez que debemos cambiar algo en nuestra vida. Cómo saber cuándo es el momento de afrontar un cambio, eso es algo que nosotros mismos sabremos. Las decisiones más complicadas de tomar suelen ser aquellas que enfrentan polos contrapuestos pero con un factor común, tú o yo. Es decir, quien toma la decisión es la misma persona tanto para la opción A, como para la opción B, por lo que el debate no radica en qué decisión será la más beneficiosa, sino qué valores tienen más peso y qué impacto queremos lograr con ello.

 

Pero volvamos al tema principal: ¿Cambiarías algo en tu vida de tener otra oportunidad? ¿Quizá mostrarías más tus sentimientos, o darías menor importancia a lo que piensen los demás? ¿Viajarías más? Estas son preguntas que muchas veces nos hacemos con la perspectiva de los años. Al fin y al cabo la sociedad nos impone unos límites determinados, y nos exige alcanzar unos estándares que muchas veces sobrepasan la frontera del sentido común.

geranium-351810_1280.jpg

 

Creo que debemos recuperar la apreciación por las cosas simples, los pequeños gestos. Estamos tan obsesionados con encontrar nuestro lugar en la Tierra, que a veces se nos olvida que el lugar ya lo tenemos, lo único que nos falta es aprender a reconocerlo como propio y defender este derecho desde la humildad y la apreciación honesta. Por eso te invito a hacer un pequeño gesto de cariño de vez en cuando, a recuperar ese amor por los pequeños detalles ❤

 

¿Quieres recibir contenido como este directamente en tu bandeja de entrada? Únete a la comunidad de seguidores de Destino… Mi Odisea 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s