Emoción en movimiento

¡Hola gente!

Después de una semana intensa de trabajo, una breve escapadita y mucho que pensar… estoy de vuelta con un mensaje alegre y reconfortante para vuestro cuerpo y mente.

Me he dado cuenta de la importancia de conocernos a nosotros mismos antes de tomar cualquier decisión. Sí, es importante saber lo que se quiere conseguir en la vida o incluso la próxima semana, pero quizá debamos empezar a preguntarnos por qué queremos lograr todos nuestros objetivos. Qué nos mueve, qué admiramos o qué no estamos dispuestos a tolerar son preguntas clave para saber hacia dónde enfocar nuestro destino.

Por eso estas últimas semanas las he dedicado a leer, trabajar y por supuesto seguir con mi rutina de ejercicio y comida saludable… con algunas excepciones de vez en cuando jeje. El caso es que estoy leyendo por segunda vez una edición especial del libro de gran éxito “Awaken the giant within” de Tonny Robbins, o bien en otras palabras: “Despertando al gigante interior”. Qué pasada, cuando lo vuelva a finalizar me compro el primero. Estoy descubriendo aspectos de mi misma que desconocía por completo y por el simple hecho de no haberme comprometido antes a conocerme mejor. En el libro Tonny te ofrece ejercicios que puedes empezar a aplicar desde el primer momento.

Os voy a desvelar algo que ha significado un punto de inflexión en mi vida, y es entender el simple concepto de que la emoción está ligada al movimiento. Cuando nos sentimos tristes, inseguros o cansados nuestro cuerpo se muestra curvado, decaído, nuestra expresión facial es seria e incluso tensa. Pero si conscientemente decidimos cambiar nuestra postura y plantar una sonrisa en nuestra cara nuestro estado anímico cambiará de manera radical. Hasta ahora no me había planteado que poseíamos control total sobre cómo sentirnos en cada momento. No estoy insinuando que seamos hippie happy life forever… Lo que os estoy diciendo es que si tomamos la decisión de controlar nuestra manera de comunicarnos corporalmente, erguir nuestra espalda y comprometernos a ejercer control sobre nuestro lenguaje corporal en general nuestro estado anímico se verá influenciado positivamente por estos cambios.

Hasta ahora me agobiaba pensar qué era lo que quería hacer el resto de mi vida, como si fuera tan fácil escoger sólo una opción de tantas. Pero ahora me doy cuenta de que lo importante en la vida no es tanto el “qué” sino el “por qué”.  Es importante saber dónde queremos estar mañana, pero es igual o más importante tener una visión de hacia dónde dirigir nuestra vida a 5- 10 años vista… para no perder el norte y caer en las trampas de la rutina. Ahora, conocer los valores que nos mueves es esencial para saber qué decisiones serán las adecuadas; para que, pase lo que pase, nos garanticemos la recompensa de una vida plena.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s