Mi primera experiencia como vegetariana

Bueno… Sabes que después de informarme sobre el cambio climático y las atrocidades medio ambientales de la industria alimentaria decidí hacer cambios en mi alimentación.

Quizá te estés preguntando qué tal va mi salud ahora que la única carne que consumo son pescados pequeñitos como la sardina o el boquerón, y sigo una alimentación basada en fruta, verdura, cereales, lácteos, hortalizas, legumbres, chocolate negro de vez en cuando… Es decir, básicamente una alimentación completa sin incluir carne roja ni blanca. ¡Pues mi salud está perfecta! Hago ejercicio físico, me siento ágil y muy muy sana. Significa esto que no vaya a comer carne nunca más? No, significa que de comprar carne será aquella que cumpla unos requisitos, como el respecto hacia el medio y la vida natural del animal. Por supuesto esto implica un incremento en el precio, lo que explica que de consumirla será muy de vez en cuando. ¿Significa esto que si voy a casa de alguien como invitada y para comer tienen preparado un riquísimo pastel de carne -especialidad de la casa- no lo comería? Pues sinceramente y de todo corazón… Por supuesto que lo comería, por respeto hacia el trabajo de quien lo ha preparado.

El tema es que cuanta menos carne consumo, menos carne me pide el cuerpo. Recuerdo de pequeña que la tabla de alimentos recomendaba comer carne unas 3 veces por semana.¿Sois conscientes de que hay familias que consumen carne absolutamente todos los días? Y no es un alimento precisamente barato. Antes sí, antes la gente no tenía un duro pero por lo menos los alimentos naturales 100% eran los más baratos… qué locura, ahora es al revés. Además, ¡me estoy aficionando a la cocina! Aprovechando que tengo tiempo, hago mis panecillos de leche, pan -pero el de verdad- lasaña de espinacas, pizza con masa casera, galletas de avena y nueces… También he empezado a comer tofu -bueno la verdad que saber no sabe a nada, pero como lo prepara mi madre… eso sí que está rico- con berenjenas y salsa de tomate casera, yummy yummy!! Alguna vez he comprado hamburguesas de seitán con no se qué movidas y sinceramente, me encantó. Pues ya ves, que con un pequeño compromiso todos podemos hacer algo por el medio ambiente. De hecho, el otro día salió por la tele cómo la gente hizo una cadena humana en la playa para salvar la vida de unos cetáceos. Qué maravilla, esto demuestra que tenemos una necesidad innata por ayudar y cuidar de nuestra fauna y flora. Por eso es importante informarse y no tener miedo de mostrar nuestro lado más humano. ¡Con el simple hecho de reducir el consumo de carne semanal ya lograríamos mucho!

Ahora a disfrutar del finde 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s