¿Sabes lo que comes? Alimentos del S.XXI

Hello people!!

Madre mía, por fin un programa español que hable de los alimentos que estamos consumiendo a diario. Ahora, necesito utilizar esta entrada para hablaros de algunas cosillas que desconocía por completo, pero antes mejor introduciros de qué estoy hablando.

El caso es que ayer echaron en Cuatro el programa “En el Punto de Mira”: El veneno en los alimentos. A ver, así de entrada el título es un poco fuerte, pero no le quita razón. En el mundo moderno ¿qué podemos interpretar como alimentos totalmente sanos y libres de contaminantes cuando, por ejemplo, el agua ya de por sí está contaminada o se emplean pesticidas extremadamente químicos para tratar frutas y verduras? En fin, no nos rallemos ya de antemano. Antes de proponer soluciones o incentivar la curiosidad de la población española por saber lo que come, quiero hablar de un par de conceptos que desconocía antes de haber visto el programa.

PRIMER PUNTO:

El arroz contiene arsénico. A ver, antes de que entremos todos en pánico, vamos a desglosar la información que abarca esta sencilla frase:

  • ¿Qué es el arsénico? Según la RAE, arsénico es un “elemento químico de núm. atóm. 33, tóxico, escaso en la corteza terrestre, donde se encuentra nativo o combinado con azufre, que se utiliza en electrónica y en la industria del vidrio, así como en la elaboración de plaguicidas y germicidas“.

– Mmmmm Hellooo?? Vale, acabo de enterarme de que también se usa para hacer plaguicidas y germicidas… jeje Pues mira, al final estamos aprendiendo juntos y todo. En fin, sigamos:

Como habéis podido comprobar en el punto anterior, el arsénico es un elemento químico que se encuentra de forma natural en la tierra. Ya sabéis que el cultivo de arroz es de regadío, lo que le hace más sensible a la hora de absorber el arsénico que procede de la corteza terrestre. Sin embargo, el problema principal no se encuentra en esto. La pregunta a realizar es: ¿qué aguas se emplean para cultivar arroz y cuál es su procedencia? En el programa se explica cómo el arroz que procede de la India es exportado al resto de países del mundo, porque con la producción interna de cada país, como es el caso del nuestro, no es suficiente para cubrir la demanda de arroz. Ahora, ¿sabes de dónde procede el agua que se emplea para cultivar arroz en la India? Del río Ganges, considerado el río más contaminado del mundo.

Os voy a pasar un link de un artículo del Diario de agosto de 2015, en el que se habla de cómo Europa ha puesto finalmente unos límites -aunque insuficientes- sobre los niveles de arsénico permitidos en el arroz. También dan consejos sobre cómo eliminar hasta el 85% de arsénico inorgánico de manera casera antes de su cocción.

rice-1549131_1280.jpg

 

CONCLUSIÓN: La próxima vez que vayas al supermercado, fíjate en las etiquetas de los paquetes de arroz, la mayoría sólo aportan información sobre el lugar de envasado y producción… pero no la de cultivo. Creo que es un derecho legitimo saber qué comemos. Ya lo he dicho más veces, al margen de lo que decidamos hacer al respecto tenemos derecho a saber de dónde procede la comida y, en este caso el arroz, que consumimos.

SEGUNDO PUNTO:

Mucho ojo con las patatas fritas de bolsa… y con hacer fritos en casa, porque resulta que ahora también tenemos que saber de biología y química para cuidar de nuestra salud. ¿Sabes ese colorcito marrón oscuro que se les queda a algunas patatas? – Crujientes eh? Pues descartalas pero ya. Sí, lo sé, lo digo ahora que hace escasamente dos días me estaba tomando las patatas más oscuritas porque me parecían más sabrosas… ¡Maldición! ¿Por qué digo esto? Porque pueden contener altos niveles de acrilamida. Toca desglosar información:

  • Acrilamida: la RAE no me ha proporcionado una definición, así que he tenido que recurrir a la que viene en Internet. La acrilamida es “un producto químico intermedio (un monómero) empleado en la síntesis de poliacrilamidas (…)”.  En relación a las patatas, lo que he podido encontrar que encaja con lo que dicen el programa es la siguiente referencia que aparece en la página web Doctissimo: “La acrilamida es una sustancia muy controvertida que muchas veces ingerimos sin ni siquiera darnos cuenta. Se produce cuando se cocinan determinados alimentos a altas temperaturas, sobre todo en los procesos industriales. La peligrosidad de esta sustancia sigue siendo fuente de numerosas dudas e investigaciones en todas las agencias de seguridad alimentaria del mundo”. Tal y como afirmaba Virginia Güemes, la supervisora de calidad de una fábrica de patatas: “Uno de los puntos determinantes para la salud es la freidora, ya que superar los 170º hace que este compuesto nocivo se genere con mayor facilidad”. Podéis ver un fragmento del programa de Cuatro aquí: La acrilamida de las patatas fritas aumenta el riesgo de padecer cáncer.

CONCLUSIÓN: Pues ya sabes, por favor evita esas patatas más oscuritas de las bolsas de patatas fritas… te aseguro que yo no me lo voy a pensar dos veces. Fíjate que una vez mi compañero de piso en Escocia -estudiante de Bioquímica- me dijo que no pusiera el aceite de freír muy caliente desde el principio por no se qué reacciones que podía causar con el alimento, y yo pensando que no era para tanto…

En el programa se hablan de muchas otras cosas, muy interesantes y por supuesto recomiendo verlo.

A ver, sí, ya sabemos que los alimentos tienen contaminantes pero como las cantidades son pequeñas pues los efectos no son tan negativos a corto plazo como lo pueden ser a largo plazo. Pero muchos estamos empezando a cuestionar por qué los casos de cáncer han aumentado tanto en los últimos años. Están a la orden del día y de hecho, 1 de cada 3 cánceres se puede prevenir con una alimentación sana. Así lo explica Odile Fernández, médico de familia que superó un cáncer de ovario en 2010: “Dejé en manos del oncólogo las decisiones médicas e investigué sobre lo que yo podía controlar: la alimentación y los estilos de vida”, tal y como comparte en una entrevista realizada a RTVE. Asegura, alimentos que debemos evitar son:

  • “Alimentos procesados y precocinados llenos de grasas y azúcares, la bollería industrial, los alimentos refinados, las bebidas azucaradas, los aceites refinados, los alimentos preparados en la barbacoa o fritos de manera no adecuada, la carne roja y el embutido”. Podéis ver el resto de la entrevista aquí: Día Mundial contra el cáncer

Ahora, me dirás -y estoy totalmente de acuerdo- que los alimentos ecológicos son mucho más caros. Y yo añadiré sí, aquí en España sí que son mucho más caros, porque no existe una demanda interna suficiente para reducir el precio de mercado. Esto es como la leche sin lactosa, hace un año me acuerdo que era una novedad, estaba mucho más cara y de repente todo el mundo quiere consumir leche sin lactosa y prácticamente todas las marcas de leche ofrecen esta opción, con precios para todos los bolsillos. La leche sin lactosa sigue siendo más cara que la otra, pero veremos como en muchos hogares estamos dispuestos a pagar esa diferencia por el valor que en teoría nos aporta consumir leche sin lactosa.

Un pequeño gesto, como preguntar en la frutería qué tipo de tratamiento ha recibido la naranja que compramos, o cuestionar a las marcas de dónde proceden los ingredientes y cómo se aseguran de que estén libres de contaminantes, puede hacer una gran diferencia. Lo bueno de todo esto es que cada vez más personas se suman a este movimiento. Sí, es un proceso que va lento, pero estoy segura de que en menos años de los que pensamos el mercado ecológico ganará terreno porque día a día, más personas exigimos una alimentación sana en nuestra mesa.

apples-428075_1280.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s